Home / Musica / Diana Ross regresa a Las Vegas

Diana Ross regresa a Las Vegas

Dos años después de su última actuación en Las Vegas, Diana Ross regresará el próximo miércoles, 8 de febrero, al escenario del The Venetian para hacer las delicias de su fans en una miniresidencia de nueve días en el teatro del conocido hotel-casino. The Essential Diana Ross: Some Memorias Never Fade, mantiene el nombre de su anterior minigira, recoge algunos de los mayores éxitos de la diva durante sus más de 50 años de carrera como cantante. Un dólar de los 59,50 que costará cada entrada del show serán destinados a la fundación solidaria del icono musical de 72 años.

Ross tiene una larga historia con la ciudad de Las Vegas. En 1970, su último concierto como miembro del grupo pionero de Motown The Supremes tuvo lugar en el hotel-casino Frontier, y dos años más tarde, hizo su debut en solitario en Caesars Palace, donde también grabó un especial de HBO en el año 1979. En 1983, se unió a Frank Sinatra y Dean Martin en la inauguración del Thomas & Mack Center. Y en 2015 reservó su primera miniresidencia en The Venetian. El show ofrece a Ross la oportunidad de mostrar su vasto catálogo de canciones populares en un ambiente íntimo pero lujoso. Ross llenó el teatro en nueve espectáculos durante la primavera de 2015 y nueve más, en el otoño.

El pasado mes de diciembre, la de Detroit fue agasajada por el expresidente Barack Obama, que le hizo la entrega de la Medalla de la Libertad, el más alto honor civil que existe en Estados Unidos. En el mismo evento fueron reconocidos Ellen DeGeneres, Bruce Springteen, Frank Gehry, Bill Gates y su esposa, Melinda, Tom Hanks, Robert Redford, Michael Jordan o Karim Abdul-Jabbar.

Un buen momento profesional que llega en un momento de orgullo para la madre de Tracee Ellis Ross. La protagonista de Black-ish, fruto del matrimonio de siete años entre Diana y el manager musical Robert Ellis Silberstein, se alzó con el Globo de Oro a la Mejor Actriz de Comedia, la primera actriz negra que recibe este galardón desde que Debbie Allen lo obtuviera en 1982 por Fame.